Etiquetas, Folcsonomía y Palabras clave

La cantidad de información que circula en Internet es tan grande y variada que si no la clasificáramos sería imposible dar con aquello que buscamos en la red. Esta clasificación de información por parte de los usuarios se denomina folcsonomía y consiste en la agrupación de contenido de todo tipo (imágenes, textos, enlaces, vídeos) mediante el uso de etiquetas o tags.

etiqueta

Photo credit: Mark J P. Vía: Photo Pin. CC

A partir de esta clasificación se ayuda a los motores de búsqueda a que les resulte más sencillo analizar el contenido de nuestra página web. Los buscadores de Internet utilizan robots o arañas que recorren todas las páginas de la web buscando nuevo contenido; y al encontrar información que se repite y coincide en todo el código la indexan, es decir, la clasifican con otras páginas que estén relacionadas.

Además es recomendable hacer un estudio de las palabras clave que mejor definan la temática de nuestra web para que aparezcan en la parte de arriba del código; ya que, por ejemplo, si colocamos el texto en una tabla, puede que ésta se vea arriba al cargar la página, pero en realidad estará situada en otra parte del código. También podemos incluir algunas de las palabras clave en los enlaces (en su atributo TITLE) y en las imágenes (en sus atributos ALT y TITLE) para que se repitan. De esta manera, haremos que la página sea más fácil de indexar.

Por tanto, definimos las palabras clave o keywords como aquellas palabras que se encuentran dentro de la página web y mejor definen su contenido. Google tiene en cuenta estas palabras e intenta devolver aquellos resultados que se ajusten lo máximo posible con las palabras clave de las búsquedas realizadas. Así, las 3 claves más importantes para optimizar nuestro posicionamiento en los buscadores son:

  • Descripción completa: con la metaetiqueta description introducimos un resumen del contenido de nuestra página. La descripción debe contener unas 15 palabras aproximadamente (muchos robots sólo consideran las 13-15 primeras palabras de su contenido). Podemos usar la misma descripción para todas las páginas de nuestro sitio web, pero es mejor utilizar una distinta para cada una de ellas.

Ejemplo:  <META NAME=”Description” CONTENT=”Productos con denominación de origen de Aragón“>

  • Mejor estructura de las URLs: las URLs de nuestra web deben ser no muy largas, fáciles de recordar y descriptivas; y, a ser posible, se incluirán en ellas algunas de las palabras clave que seleccionemos.

Ejemplo: Cesta con Jamón serrano de Teruel y vino de Somontano

  • Archivo “robots.txt”: con esta metaetiqueta añadimos en un archivo que páginas de nuestro sitio web deben ser indexadas por los motores de búsqueda. Resulta muy útil cuando algunas de nuestras páginas contienen información delicada y no queremos que sean rastreadas por arañas (con el atributo “nofollow”).

Ejemplo:  <META NAME=”Robots” CONTENT=”Follow“>

Si te ha gustado el post, no olvides compartirlo en tus redes sociales. ¡Feliz Semana! 😉

Anuncios
Acerca de

Estudiante de Finanzas y Contabilidad, con gran interés por las nuevas tecnologías y sus implicaciones en los negocios online. Autor del blog "Comprando en la web", donde escribo sobre ventas, marketing digital y social media.

Tagged with: , , , , ,
Publicado en Community Management

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: